Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (9)
Miembros (0)
Anonimos (9)

Detalles



Miembros 7547
Visitantes 23695201
Hoy 1230
Articulos 5693
Noticias 459
Enlaces 744
Screenshots 341
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11921
Foros 82863

Detalles...
 
Mi PerfilTemas ActivosPolls ActivosRegistreseMiembrosBuscarFAQ
 Todos los Foros
 Club de Lectura
 El Conde de Montecristo
Nota: Usted debe estar registrado para publicar mensajes en este Foro.
Para registrarse, click aqui .El registro es GRATIS!
Nombre de Usuario:
Password:
Icono del mensaje:              
             
             
Formato: NegritaItalicaSubrayadotachadura Insertar LinkInsertar EmailInsertar ImagenInsertar Imagen chica con link a imagen grande en PopUp Insertar CodigoInsertar CitasInsertar Lista  
Super IndiceSub Indice Alinear a la izquierdaCentradoAlinear a la derecha Texto en MovimientoLinea horizontalDestacado RojoVerdeAzulBlancoMoradoAmarilloVioletaMarron claroNegroRosaNaranjaOroCremaVerde azuladoAzul MarinoMarronVerde Lima
Modo:
Mensaje:

*HTML Activado
* Foro Codigo Activado

 
Aburrido  [abu] Apenado  [:I] Aprobado  [y] Asombro  [80] Beso  [:*] Confundido  [:s] Cool  [cool] Desaprobar  [n] Heh  [heh] Lengua  [:p] Molesto  [grr] Muerto  [x(] Payaso  :o) Pestañeo  ;) Shock  [shok] Sonrisa  :) sonrisota  :D Triste  [:(]
 
Cheque aqui para incluir firma de Su Perfil.
 
R E V I S A R     T E M A S
Papillon Una vez finalizado el tiempo para la votación de la próxima lectura, los resultados arrojan como lectura escogida "El Conde de Montecristo" de Alejandro Dumas con 104 puntos, seguido muy de cerca por "La Catedral del Mar" de Ildefonso Falcones, con 99 puntos.

Desde este momento queda prohibido hablar sobre la novela elegida en los foros de El Recreo.

Resultados:

-Rayuela - J. Cortázar (597)-------------------------------------48 puntos
-El pintor de batallas - A. Pérez-Reverte (301)-------------65 "
-Trópico de Cáncer - H. Miller (360)---------------------------62 "
-El Criptonomicón - N. Estephenson (389)-----------------44 "
-El Conde de Montecristo - A. Dumas (1055)------------104 "
-Clemencia - I.M. Altamirano (???)----------------------------- 0 "
-Angosta - H.A. Faciolince (400)--------------------------------- 7 "
-La balsa de piedra - Saramago (333)-----------------------54 "
-El crimen de los dioses - Joana Pol (646)-----------------64 "
-Avenida del parque 79 - H. Robbins (320)-----------------25 "
-La catedral del mar - I. Falcones (669)----------------------99 "
-El nombre de la rosa - U. Eco (784)--------------------------67 "


Oficialmente el inicio de su lectura comenzará el próximo día 12 de octubre, por lo que se da un margen de 1 semana para conseguir un ejemplar.
Recordar que al ser una novela de 1846, se puede encontrar fácilmente como descarga gratuita por internet (buscar en los enlaces de la web). Existen volúmenes de bolsillo, tapa dura, buenas y malas ediciones, en mercadillos de libros, bibliotecas, etc. Es una novela de muy FÁCIL acceso.
Encontrareis la novela en 1 solo ejemplar o en 3 libros. Dado que el libro tiene una "separación" lógica de 3 volúmenes, será así como se comentará. En 3 partes.
Debido al grosor del libro y que éste será comentado en 3 fases, la lectura se prolongará lo suficiente para que casi todos podamos leerlo con cierta tranquilidad.

Fechas:

5 - 12 de octubre: Adquisición de El Conde de Montecristo.

12 octubre - 2 noviembre: Lectura del volumen I
3 - 10 noviembre: Comentar volumen I

10 noviembre - 1 diciembre: Lectura del volumen II
2 - 9 diciembre : Comentar hasta volumen II

10 - 31 diciembre: Lectura del volumen III
1 - XX enero: Comentar hasta volumen III, final del libro.

En resumidas cuentas, que hay de tiempo para leer El Conde de Montecristo hasta el 1 de enero de 2007. Comentándose en 3 partes.


Dada la gran participación en la votación del Club, les pediría a todos aquellos que votaron y participaron en la elección de la lectura, que como ya se les advirtió previamente, mantengan el compromiso adquirido entonces. SOBRETODO aquellos que votaron la novela ganadora con 10 puntos, como fueron: vicky, JANGEL, janeaustin, icaras, boogieflu, flaca y lona.

SE ABRIRÁ EL TEMA EL DÍA 3 DE NOVIEMBRE, PARA COMENTAR EL PRIMER VOLUMEN DE EL CONDE DE MONTECRISTO

Jésvel Definitivamente, queda fijada la lectura del siguiente modo:

Para quienes quieran leer y comentar por partes:

Hasta el 2 noviembre: Lectura del volumen I, desde el principio hasta el Capítulo 16 de la segunda parte ("La cita")
3 - 10 noviembre: Comentar volumen I

10 noviembre - 1 diciembre: Lectura del volumen II, desde el capítulo siguiente ("los invitados") hasta el capítulo 8 de la tercera parte ("Haydeé").
2 - 9 diciembre: Comentar hasta volumen II

10 - 31 diciembre: Lectura del volumen III, desde donde habíamos dejado la lectura hasta el final de la novela.
Desde el 1º enero: Comentario hasta el volumen III (de todo el libro).

Para quienes prefieren leer del tirón:

Lectura del libro: Hasta el 31 de diciembre.
Comentarios: A partir del 1º de enero.

Papillon Es momento pues, de comentar aquellos que así quieren participar en el club, la primera parte de esta gran novela, no ya solo por su extensión de páginas, si no por excelente calidad.
Yo casi he terminado la lectura de esta primera parte, por lo que mi comentario queda algo sesgado. Pese a que no haya finalizado esta parte como hubiera querido, no ha sido por que me haya disgustado, no, si no por falta de tiempo.

Como digo me está gustando....y pensar que hacía tiempo que dormía en la estantería, olvidado, almacenando polvo, creía que era una novela juvenil y poco más.
Sí, es una gran novela de aventuras y Edmundo Dantés en un principio me produce hastío de lo "perfecto" que es el niño. Me recordaba al principio del libro, a esos estudiantes de notas de 10, gran deportista e hijo predilecto, todo a la vez. Demasiado idílico, claro, Dumas mueve al personaje perfecto desde la situación perfecta (se va a casar con la guapa catalana ?!?!?! y será un joven capitán de navío ) a la mayor de las catástrofes. Su carácter cambia, como su situación y entorno. Aun así perdura en él un espíritu entre Robin Hood y Che Guevara.
Bueno, más adelante seguiré aportando algo más de la lectura.

Papillon Mensaje movido a este foro sobre el conde de montecristo:

Cita: boogieflu Dijo

No estoy segura de que sea éste el espacio para comentar El Conde, pero por si acaso abro fuego.
Al ser la tercera vez que lo leo, me he parado un poco más en ciertos pasajes y he profundizado en el retrato de personajes secundarios.Me ha parecido muy destacable el abate Faria, en el que me parece que el autor ha vertido opiniones propias muy valiosas:
- Le tomaban por loco, porque "los reyes de nuestros días, manteniéndose en los límites de lo probable, no tienen la audacia de la voluntad".Es una de las circunstancias más trágicas y divertidas de esta primera parte, por cuanto pone de relieve la ceguera, cobardía y estrechez de miras de los poderosos.
- En cuanto a sus enseñanzas, he paladeado especialmente fragmentos como "el hombre(...)rechaza la sangre, no son las leyes sociales las que condenan el asesinato, sino las leyes naturales", para mí un alegato claro a favor de la doctrina del buen salvaje de Rousseau al que la sociedad corrompe. En la misma línea, y más claro aún: "la civilización nos ha creado (...) apetitos ficticios que a veces tienen influencia para ahogar nuestros buenos instintos y conducirnos al mal". También destaco "es preciso la desgracia para descubrir ciertas minas misteriosas que encierra la naturaleza humana", sentencia con la que coincido totalmente, y que bien podría resumir la experiencia carcelaria del abate.
Tengo más pasajes similares subrayados, he disfrutado mucho con este personaje, que además tiene una importancia capital para Dantés, al desvelarle el complot de que fue víctima.

Más cosas llamativas: el papel de Dios en todos sus avatares. El autor lo menciona muy a menudo, y aparece en auxilio del protagonista ( y sólo ante sus súplicas), en dos momentos límite de su peripecia. Cuando se sabe deshauciado en la cárcel, la ayuda se hace esperar, sin duda para mantenernos en vilo a los lectores, y sólo aparece en forma del abate cuando a Dantés le quedan minutos de vida...y más tarde, cuando, ya huido, avista el barco que lo rescata.
Son dos ocasiones que demuestran por qué esta novela sigue vigente y es tan popular, y es que el autor conoce y maneja a la perfección emociones eternas.
En mi próxima intervención, me iré a Roma , y a cómo retrata al ahora conde a través de los ojos de Franz, y a esos comentarios mordaces, como de pasada, sobre las costumbres italianas.

TRECO Yo también tenía la novela en el estante hace años, creo que sin el club no me hubiese animado a cogerla, y me hubiese perdido el folletín (dicho en el mejor sentido) más apasionante de la literatura.
A mi me sorprendió también la perfección de Edmund, tan joven ya capitán de un nbarco con la aprobación de los demás marineros, mucho mayores que él. Me parece muy correcto en apelativo de chico 10.
Edmond parece un muchacho de gran inteligencia natural, pero que no ha ejercitado. el abate Faria es su profesor de "universidad": historia, lengua, artes y ciencias tienen cabida entre las paredes de aquella insalubre fortaleza. Le da la base necesaria para su regreso al mundo exterior, y le abre los ojos ante las intrigas de los hombres.
De las frases del abate me quedo con "Aprender no es saber. Hay sabedores y hay sabios: la memoria hace a unos, la filosofía a otros". Me parece una frase que puede aplicarse a hoy en día, tan rodeados que vivimos de expertos en cualquier cosa.
El Abate le dota de lo necesario para su venganza (¿o será justicia? aún está por verse): fortuna, educación, disciplina y filosofía, capadidad de reflexión .
Los enemigos de Edmond son todos ellos cobardes y trapaceros. Danglars y Fernand tienen motivos por envidia y celos, son cuestines personales. Villefort se pone en su contra por ambición, dispuesto a tapar como sea todo aquello que pueda evitar su ascensión políntica, en el fondo es el que me parece más ruin de todos, ya que emplea la ley a su favor. En principio pensaba que Caderousse formaría parte los enemigos, pero tan solo es un pobre infeliz, mezquino y cobarde.
Tras hacerse con el tesoro está claro que Edmond desaparece, su útimo acto es ayudar a aquellos que intentaron hacer algo por él (Morrel), después queda fagocitato por el Conde de Montecristo, que de momento no parece más que un personaje aún por definir. ¿Qué ha estado haciendo estos nueve años?
En Roma nos enteramos más de los usos y costumbres de dos jóvenes de la alta sociedad parisina que de quién es el Conde de Montecristo. Allí se hace nuestro héroe (???) con la llave para entrar en la sociedad Paris , Abertt de Moref s le acercará a sus enemigos.
Me queda la duda (aunque poca) de si Montecristo hace que Arbert caiga en manos del bandido Vampa. No me parece bien que mezcle a inocentes en sus intrigas.



missgps Yo no he tenido tiempo que llegar hasta el final de la primera parte, y menos mal. Me explico: estaba teniendo la sensación de novelón intragable por su falta de naturalidad. Edmon Dantés es demasiado bueno (o demasiado ingénuo). Claro que no sabía que la trama daba un giro llegando a la carcel y se empezaba a ver la transformación de Edmond (me he quedado con dantés recien encerrado en el calabozo de If).

Bueno, seguiré leyendo a ver si llego con los deberes hechos para la siguiente ronda.

negalan Buenas:
Lo que está claro es que en este libro todos los personajes están en el extremo. Los buenos son muy buenos y los malos son muy malos y la lección que se saca de lo que llevo leído es que "de lo que siembras recoges".

Tiene frases lapidarias que hoy en día se pueden usar perfectamente y con las que yo me haría una camiseta (no las repito puesto que ya habéis dicho muchas de ellas).

La impresión que me está causando este libro es fantástica, sobre todo porque, al igual que los libros que leía en mi adolescencia, me está despertando emociones y sed de venganza hacia Danglars y Villefort (por ejemplo).

Reconozco que quedan muchos hilos sueltos en cuanto a la definición de algunos personajes, pero seguro que al final esto se resuelve. Al principio, la novela parece escrita de un modo perfectamente lineal y sin embargo, ahora tengo la sensación de que los personajes aparecen y desaparecen y luego se vuelven a perfilar, así que tendré paciencia.

Siento no hacer un análisis más "técnico", pero soy nueva en esto y el libro me está haciendo volver a mi adolescencia de libros de aventuras.

Qué acertada elección.
Besos.
Nu.

Pancho Aldana Hola todos, concuerdo con ustedes en el caracter tan extremo de los personajes. Me gusta la parte cuando Villefort se re-encuentra con su padre, en PADRE E HIJO, y le dice "No hay asesinatos en politica, En politica...no hay hombres si no solo ideas, no hay sentimientos, tan solo intereses, en politica no se mata a ningun hombre, se allana un obstacurlo y nada mas."

Tambien me llama la atencion su eleccion de nadar hasta la muerte en su escape del castillo de IF. Bueno ahora ya siendo Conde la historio a tomado nuevos rumbos y veremos a donde nos lleva.... Saludos.FAAL

Papillon Sí, yo también estoy de acuerdo de que el libro tiene frases lapidarias que Dumas, dándole una gran carga filosófica al libro, descarga su modo de ver la vida y sociedad francesa en su momento. Lo triste es que más de 150 años después esas frases tengan mucho de cierto, con lo que la sociedad tampoco ha cambiado mucho desde entonces.

Por otro lado es interesante ver (ya he terminado el libro) la forma de escribir que tiene Dumas. Me gustaría saber la opinión de alguno de los muchos escritores que se mueven por estos foros y conocer lo que opinan al respecto.
Es sobre la manera que tiene al cambiar el punto de vista en la escritura. Me explico. Desde el principio del libro, éste está escrito en tercera persona, ok, dando una visión global de los hechos y personajes, pero como máximo protagonista a Edmundo Dantés, todo se mueve alrededor del prota. Siempre hasta que Edmundo compra el barco y lo llena con el tesoro. A partir de entonces (hablando con Morrier, con su exvecino, etc) su personaje empieza a diluirse con el resto. Y finalmente, cuando aparece el barón Franz, éste se convierte en el personaje principal y la trama se desarrolla a su alrededor, siendo Dantés (ahora ya conde de Montecristo) en un personaje periférico junto al conde Alberto.
Me temo, que al menos al principio de la segunda parte de la lectura, éste último conde, Alberto, será el eje central del libro, siendo el de Montecristo un personaje orbital del primero.

Otra cosa, la narración que hace sobre Roma y uno que la ha visitado y presume de conocerla, es excepcional, puedes moverte con la novela por toda Roma mediante la palabra de Dumas sin tener que moverte de tu sitio de lectura.

yomisma Hola a todos!
Al principio de engancharme a la novela lo hice más por el "compromiso" con el club de lectura que por la atracción en sí por la obra. Yo todavía tengo en mi archivo de memoria de la niñez la serie en blanco y negro de Pepe Martín tan repetida supongo porque era la moda de la época y la verdad, eso me daba prejuicios sobre lo que iba a leer y más por la antigüedad de la novela.
Pero, enfin ahora que he llegado a la primera parte tal como quedamos veo que estaba equivocada, comprendo porque es un clásico.
Tal vez el texto tiene siglos (sin exagerar) pero los personajes y sus motivaciones, como vosotros habéis dicho, son de tremenda actualidad. También me llama la atención lo que habéis comentado sobre el cambio de protagonista y creo que me espera mucho y nuevo en las otras partes, y esto ha sido la aventura para mí, descubrir muchas novedades en una historia donde nada esperaba.
Hay otra cosa que quiero señalar y es las veces en que se menciona a los Borja. No sé si el resto de España vive a esta família como los valencianos. Nosotros, sobretodo en Gandia y Xativa conocemos todos la historia de estos seres porque son de aquí y han sido siempre influyentes, pero es que ahora con la película de Antena 3 que se rodó en parte en el Palau Ducal de Gandia y todo el bombo que le están dando por aquí, parece como si los hubieran redescubierto a todos, no sé si esto se vive en vuestras ciudades. A mí me ha sorprendido que Dumas les trata sin miedo, como família ´metida en política sí, pero sin añadirles adjetivos de asesinos o degererados morales, él(Dumas) que tuvo más de cerca su historia no les deja tan mal. Yo siempre he pensado que eran bastante malvados, pero fruto total de su época, como muchos más sin tanta fama.

Bueno, ya vale de enrrollarme, hasta pronto
Bsos!

Jésvel Yo también me sorprendí con la mención reiterada de los Borgia, en especial de César Borgia, protagonista de la película. La acababa de ver cuando empecé el libro y me resultó muy curioso cómo enlazaban las historias y cómo me servía para entender el libro y, sobre todo, al abate Faria.

Lo mismo con Roma (no puedo presumir de conocerla bien, sólo de haberla visitado) pero es fascinante 'verla' a través del relato de Dumas.

Para mí, más que los personajes, pues me los esperaba así, teniendo en cuenta la fecha en que se escribió la novela, lo más sobresaliente es redescubrir cómo los capítulos son 'redondos', cada uno es un episodia perfectamente delimitado, que empieza y acaba en sí mismo, y cómo, a la vez, sirve para enlazar con el conjunto de la hisoria.

En la segunda parte (que estamos a punto de terminar) se hace un retrato y una trama perfectamente enlazada con la de la primera parte; pero no por eso ver la perfecta estructura de la novela. Hace mucho que no leía ningún clásico y me ha resultado muy agradable comprobar cómo ayuda a la lectura y a entender la novela la estructuración en capítulos, hoy en día tan abandonada.

Las frases lapidarias de Dumas no se nos escapan, pero es que, además, no cede ni una letra la tensión de la prosa ni el interés por el relato.

Yo también estaba 'contaminado' por algunas adaptaciones que había visto y que, por fortuna, casi había olvidado. Es descubir algo que creías conocido y que, en realidad, tenías por descubrir.

Por último: una observación, está claro que Simbad el Marino, el Conde de Montecristo y Edmundo Dantés son el mismo, ahora bien, son personajes perfectamente diferenciados, tal como ocurre en Drácula.

icaras He sentido siempre tanta fascinación por la figura del Conde de Montecristi que nos ha recreado con más o menos acierto el cine y la TV, que indudablemente al acometer la tarea de su lectura te das cuenta que de alguna manera la construcción de tu propio imaginario contrasta con la recreación del auténtico personaje, sin mencionar la pérdida de frescura y sorpresa ante el desarrollo de los acontecimientos.

Dumas se inspiró en la historia que contaba Jacques Peuchet, a propósito de François Picaud. Este último, comprometido con una mujer rica, fue acusado falsamente de ser espía de Inglaterra (en 1807) por cuatro “amigos” celosos. Esta acusación le valió un encarcelamiento de siete años, donde conoció un moribundo que le legó un tesoro escondido en Milán. A pesar de ello, o precisamente dada la imaginación para extraer de un acontecimiento desgraciado esta historia, Dumas merece el homenaje de ser leído y por supuesto, de ser comentado.

La novela resulta atrayente por exponer sin disimulos los instintos más descarnados de los hombres. Los protagonistas reales son la ambición, los celos y la lujuria, las pasiones, o deberíamos decir “bajas pasiones” que siempre han movido al mundo. A. Dumas y Auguste Maquet, quién colaboró junto al autor para escribir la obra -puesto que es bien sabido que Dumas utilizó a diferentes colaboradores, léase “negros”- desgranan las diferentes capas que envuelven las buenas costumbres o la hipocresía para presentar de la forma más descarnada posible las ansias de poder, riqueza y envida que ocultamos, incluso a nosotr@s mism@s.

El Conde de Montecristo resulta una crónica, en el que es posible seguir los acontecimientos sociopolíticos de una monarquía caduca y una restauración agotada antes de su llegada en una Francia dividida entre realistas y bonapartistas. De forma audaz ironiza con respecto al desarrollo de los acontecimientos, donde en muchas ocasiones la política todo lo permite, puesto que de alguna forma, el fin parece justificar los medios. Un ejemplo nos lo da el Señor Noirtier, padre de Gérard Villefort que no transcribiré porque ya lo hizo Pancho.

Se recrea una novela costumbrista, plagada de personajes secundarios, pero que en muchas ocasiones se definen por el instinto que les impulsa: Danglars la envidia, Fernando la obsesión, Villefort la ambición, Caderouse la usura. Es hasta cierto punto natural que no se profundice más en la psique del personaje, tal vez los modismos literarios de la época no pretendían mayor complejidad. También llama la atención como el autor simplifica sobremanera los cambios que la vida nos provoca, haciendo que alguien mezquino como Caderouse, se convierta en un “alma cándida” que sólo tuvo un desliz al no ayudar a Edmond.

Cada capítulo trata los sentimientos de forma melodramática, por ejemplo el caso del Señor Morel, cuando le vienen a anunciar la pérdida de su barco “Faraón”, tiene más de vodevil que de drama o cuando Dantés se enfrenta ayudado por Farcia a la razón por la que fue encerrado.

Edmond Dantés ha sido sin duda un personaje muy atrayente para la literatura y que ha cautivado al gran público. Novela escrita por entregas, de manera que cada capítulo muestra un gran dinamismo, estilo que consigue fedelizar a sus lectores y mantenerles a la espera de la próxima entrega, al igual que catorce años más tarde Wilkie Collins lo haría con “La dama de blanco”. Repito, atrayente, porque al igual que el ave fénix logra renacer de sus cenizas. Sin embargo, Dantés resulta en ocasiones excesivamente naïf (estoy de acuerdo contigo Papi), ingenuo hasta la exasperación, donde la maldad no tiene –a priori- cabida en un corazón tan puro. Supongo que los tiempos que corren nos otorgan un distanciamiento que nos hace difícil digerir tanta bondad. También es de apreciar que más que un hombre parece un superhombre: controla sus necesidades más básicas, donde ni el hambre, ni el sueño o la fatiga prácticamente hacen mella en él. Ve en la oscuridad y por su capacidad mimética logra fagocitar la inteligencia de Farcia. Ironizo, porque sinceramente, el estilo literario folletinesco destinado a la cultura popular se hace notar.

El tesoro tiene su propia importancia, cual lámpara de Aladino donde a partir del mismo, todos los deseos le serán cumplidos a Edmundo. Como los piratas en busca del tesoro o los buscadores de oro del medio oeste americano, la historia de Dantés es el sueño hecho realidad, donde la cenicienta se convierte en princesa y todos sus anhelos se cumplen. Haciendo un símil sería equiparable a nuestra actual lotería navideña o bono loto, en el que todo el mundo aspira no sólo a recibir el premio sino a cambiar de vida, como si el hecho de recibir ese dinero otorgase la felicidad o la libertad. Curiosa forma de concebir la vida –y que culturalmente se sigue potenciando- cuando esta forma de pensar puede provocar otro tipo de cadenas:

“Así aquel hombre, que tres meses antes sólo aspiraba a la libertad, no tenía ya bastante con la libertad, y ambicionaba las riquezas. La culpa no era de Dantés, sino de la naturaleza, que haciendo tan limitado el poder del hombre, le ha puesto deseos infinitos” (p.206).

Sin embargo, me lleva a preguntarme algunas cuestiones al respecto del mismo. Bien es sabido por las leyendas de piratas, libros, películas y actuales buscadores de tesoros que ninguna fortuna puede permanecer en el anonimato. Puede no ser localizada pero dudo mucho que Spada (se entiende Dumas, por supuesto) pudiese mantener oculto el anonimato del escondite de su tesoro. Tesoros más antiguos y sagrados fueron saqueados.

La venganza es un plato que se degusta frío y eso es lo que hace Dantés. Este es un punto que sin duda en la segunda parte dará muchos más elementos para una reflexión.

En la edición que he leído (Debate) algunos términos han sido traducidos, perdiendo identidad y valor. Por ejemplo, se traduce: “Mediodía” por Midi, perdiendo un poco de su valor.

JANGEL El único inconveniente de este libro es su extensión. Más de mil páginas de concentrada letra que te hacen avanzar muy lentamente. Pero, ya digo, es el único, porque la prosa del autor es extraordinaria y te introduce en la historia desde el principio, condenando a los personajes a las suertes más extremas.

Me parece adecuadamente larga la parte que dedica a la estancia en prisión de Edmundo Dantés y, sin embargo, a pesar de su belleza, considero demasiado extensa la parte dedicada a los episodios en Roma. Todo esto se debe, sin embargo, a la estructura folletinesca de la obra.

Sigamos con la aventura.

milady133 Le tenía muchas ganas a esta novela, junto con la de Los Miserables, de Victor Hugo, es una de las novelas de las que he visto alguna versión en la televisión, que me ha sabido a poco, y me ha dejado con ganas de profundizar más en el libro original.

No me está decepcionando en absoluto, a pesar de su extensión me parece que el ritmo es fluido, y que se lee muy bien. A mi como a Jesvel me ha llamado mucho la atención lo "cerrados" que son la mayoría de los capítulos, al menos en esta primera parte. Muchos de los capítulos cumplen la función de contar una determinada situación o presentar un personaje, y son casi pequeños relatos que podrían ser independientes. Tengo la idea preconcebida de que un folletín acaba cada capítulo con el Continuará... dejando la historia en el punto álgido para que los lectores no se pierdan el siguiente relato, sin embargo aquí no es así.

Respecto a lo que habéis comentado de las menciones a César Borgia y el conocimiento que Dumas tiene de éste, a mi no me parece tan extraño, las menciones las realiza en boca de su personaje el abate Faria, que como hombre ilustrado ha estudiado El Príncipe de Maquiavelo, y es este personaje el que inspira al Príncipe (ahora no recuerdo cual era el otro personaje histórico en el que se basaba, escribo de memoria).

Me está resultando novedoso todo el contexto histórico de la novela, tenía una ligera idea que tras el destierro de Bonaparte se había vuelto a la monarquía en Francia hasta el definitivo triunfo de la República, pero no tenía ninguna referencia y no sabía nada de Luis XVIII. ¿Alguien sabe de algún libro no demasiado extenso o algún capítulo de algún libro que profundice un poco más en esta época?

Al hilo de esto último me parece importante contar con una buena edición con anotaciones que permitan entender mejor muchas de las referencias de la obra. Acontecimientos históricos por todos conocidos entonces, y referencias a obras clásicas como La Iliada, La Odisea, escritores clásicos latinos, Dante, etc, que entonces eran sobradamente conocidos para cualquier persona con un mínimo de cultura, y que ahora no son de obligado estudio, se pierden si no cuentas con estas anotaciones. He de reconocer que a veces me los salto si estoy imbuída en la lectura (soy de las devoradoras de libros), pero luego cuando se me ha pasado la "fiebre" por saber que es lo siguiente que va a ocurrir, vuelvo hacia atrás para leer las anotaciones.

TRECO
Cita: milady133 Dijo

¿Alguien sabe de algún libro no demasiado extenso o algún capítulo de algún libro que profundice un poco más en esta época?

Al hilo de esto último me parece importante contar con una buena edición con anotaciones que permitan entender mejor muchas de las referencias de la obra. .


He contado con una excelente edición de ANAYA, coleción Tus Libros dirigida a jóvenes.
Cuenta con multitud de notas aclaratorias y al final de libro una breve reseña histórica, biografía y otros datos sobre a pubicación de libro.
Como curiosidad os apunto que los primeros treinta capítulos del libro fueron escritos con posterioridad a los siguientes.
Dumas había empezado la historia con "Italia. Simbad el marino", pero su editor creía que debía aclarar el comienzo de la historia. Se nota un considerable cambio de ritmo y enfoque entre ambas partes. El capítulo 31 al 39 son obra exclusiva de Dumas y en el resto contó con la colaboración de Maquet (no tengo el libro delante y puede que no sea exacto)
En esta edición también se señala que Dumas suete citar de "oidas", y muchas de las citas son tan solo aproximadas al original (incluidas algunas de la Biblia). En cualquier caso creo que demuestra un basto interés por multitud de temas.
Para algunos detalles que se me escapaban de las historia de Francia yo acudía a internet, las casas ya no son como para tener una enciclopedia de 50 tomos.
icaras
Cita: milady133 Dijo

Tengo la idea preconcebida de que un folletín acaba cada capítulo con el Continuará... dejando la historia en el punto álgido para que los lectores no se pierdan el siguiente relato, sin embargo aquí no es así.

Estoy de acuerdo que cada capítulo es un pequeño mundo cerrado, pero me parece que se dejan los suficientes elementos para cautivarte con su lectura y retenerte para la siguiente. Cuando se "llevan" a Dantés preso, te quedas con las ganas de saber qué le pasará. Aparecen en escena Danglars y su padre Noirtier y sucede lo mismo, porque eres consciente que los acontecimientos se desarrollan. Lo mismo cuando Dantés sale de presidio.... creo que el que se publicara por capítulos tiene unos condicionantes: que en cada escrito pase algo (nuevo escenario, nuevo personaje, nuevas reflexiones...) y que además enganche al lector.

boogieflu Ahora mismo acabo de caer ¿no os parece un poco incongruente que, al ser rescatado Dantés por los contrabandistas y haciéndose pasar por marinero que acaba de naufragar, nadie repare en su palidez?. En las numerosas descripciones que más tarde hace de él Franz en Roma, siempre destaca este rasgo, y eso que por entonces ya se habría paseado bastante como para tostarse un poco...
icaras No sólo su palidez me llamó la atención, sino el que después de 16 años de encarcelamiento el sol no le afectara a la vista. Entiendo que son una serie de detalles que en la actualidad no se "perdonaría" al escritor/a.
Jésvel Yo, al igual que Icaras, estoy leyendo una edición de Debate. Por lo menos la mía carece de notas y, después de vuestros comentarios, creo que no me habría venido nada mal.

Es cierto que una edición profusamente anotada puede resultar agotadora, pero no dejo de reconocer que hay determinadas alusiones que me suponen un misterio. Valga de ejemplo que sólo estoy 'al corriente' (es mucho decir) de César Borgia por haber visto recientemente la película.

No suelo ser partidario de estudiar los aspectos de las novelas y prefiero verlas como obra de ficción, de todas formas creo que bastará echar una ojeada a un manual de historia contemporánea para documentarnos sobre la restauración de Luis XVIII, el regreso de Napoleón, etc. No sé si alguien la tendrá a mano, pero yo tengo mi libro de C.O.U. (Vicens Vives) cuyo autor es Antonio Fernández.

En cuanto a la palidez de Simbad el Marino o del Conde de Montecristo, ya comenté antes que me recuerda a Drácula y al desdoblamiento de personajes. Tengo la sensación de que el aspecto de muerto viviente (una y otra vez se dice que está pálido como si hubiese salido de un sepulcro) tiene un significado, para mí el aspecto de un fantasma, quizás de un muerto no-muerto. De ahí que aparezca en la segunda parte y no así en la primera.

milady133
Cita: TRECO Dijo

He contado con una excelente edición de ANAYA, coleción Tus Libros dirigida a jóvenes.
Cuenta con multitud de notas aclaratorias y al final de libro una breve reseña histórica, biografía y otros datos sobre a pubicación de libro.

Yo cuento también con una edición de ANAYA, creo que de otra colección, pero que si no es la misma en otro formato, sigue el mismo estilo, y las notas aclaratorias para mi están siendo fundamentales, por eso lo comentaba. También cuenta con la reseña histórica, biografía y datos de publicación al final, pero a esa parte no he llegado, ese tipo de cosas suelo leerlas al final, cuando ya he acabado el libro, porque al comentar el libro me quitan la sorpresa de algún párrafo. Me pasa lo mismo cuando leo cosas de la colección CÁTEDRA (no recuerdo la editorial, son esos libros tipo bolsillo, con cubierta negra, de grandes clásicos) que tienen esos comentarios al principio del libro, antes de iniciar la lectura. Lo tendré en cuenta para leerlo con atención.

Por cierto, que mi edición es de un volumen... no se mueve de mi mesilla de noche, como mucho al sofá los fines de semana. Para el metro estoy leyendo una edición electrónica, que por supuesto no cuenta con esas notas, lo que hace que las eche más de menos y sea lo primero que repase al retomar la lectura por las noches.

Icaras, por supuesto que cada capítulo no es una historia totalmente cerrada, pero me había llamado la atención (imagino que a Jesvel igual) que se centraran en una escena o personaje concreto. El comentario de Treco de que estos primeros capítulos se escribieron con posterioridad a la novela como aclaración del origen de la historia explica desde mi punto vista el estilo de estos capítulos, que por lo que he estado leyendo varía un poco respecto a los del resto del libro.

biblio Mi edición es de Anaya, y es de gran ayuda el hecho de que esté llena de comentarios, como mínimo para entender mejor la época, pues todos conocemos la Francia de Napoleón y de la Revolución Francesa, pero el período de la restauración monárquica es una época desconocida para la mayoría.
Ahora sobre la novela, ¿no creéis que hay un cierto paralelismo entre el personaje del Abate Faria, que es como diríamos en catalán "un pou de ciència" (es decir, alguien que sabe de casi todos los avances de su tiempo) y algunos personajes de Julio Verne (por ejemplo, ese "madeself man" que es el Capitán Nemo, o los personajes de La isla misteriosa

Editado por - biblio el 10 Noviembre 2006 1:23:09:pm

icaras Interesante Biblio tu reflexión, porque precisamente Dumas retrata muy bien a Villefort como la típica sabandija capaz de cualquier cosa con tal de medrar.

Milady133 no pretendía molestar con mi comentario, probablemente no me debí explicar. Cuando señalaste "Tengo la idea preconcebida de que un folletín acaba cada capítulo con el Continuará... (...), sin embargo aquí no es así" me daba la sensación como si cada capítulo al no llevar el "continuará" no cumpliese su función. De ahí mi comentario.

En cuanto a los comentarios, mi edición no tiene comentarios añadidos. Me he buscado la vida (internet e enciclopedias) para saber un poquito más. Creo que Dumas es un personaje bastante estrambótico. En cuanto a los Borgia, ya había leído con anterioridad sobre la vida de esta familia y por supuesto a Maquiavelo. Estos personajes dan una nota de color interesante a todo este conjunto: vendetta!

Jésvel Hoy es 10, así que tenemos que seguir con la lectura. Ya sabéis el 1 de diciembre seguimos comentando.
Jésvel Ha llegado el momento de seguir comentando El Conde de Montecristo.

Para mí, la verdad, nos hemos quedado en medio de ninguna parte ¿qué os parece a vosotros?

icaras Esa es la dificultad de fragmentar un libro para su crítica, lo que te lleva a tener que ser muy precisa con los detalles y matices, porque las grandes líneas del argumento ya están fijadas. Bien, pues a continuación mi comentario:

Parte II

El Conde, descrito por la voz narrativa en forma de presencia omnisciente, es quién nos desarrolla el personaje. Sin embargo se proyectan claroscuros de los que tan solo atisbamos fragmentos de su personalidad. Llama la atención el nuevo conde. Han pasado una serie de años que han modelado nuestro joven marino en un hombre culto, refinado, sofisticado, caprichoso y cruel. Algunos elementos nos lo muestran como un hombre que usa su fortuna para alcanzar sus deseos, que solo manifiesta interés si puede obtener a cambio algún tipo de beneficio. Así nos lo evidencia la aventura del rapto vivida por el joven vizconde Alberto de Morcef, que sin duda es apresado por orden del Conde, quién esconde sus hilos detrás. También es interesante la fascinación hipnótica que siente el Conde en la ejecución pública que se practica en Roma, casi podríamos decir morbosa, de la que nos llevamos una idea de jolgorio y frivolidad. La muerte ajena vivida como espectáculo, alimentando a las masas. Así nos lo dan a entender:

“Era verdad lo que decía el conde. Lo más curioso que hay en la vida es el espectáculo de la muerte” (p.365).

“(…) ¿Os compadecéis de él? Si oyeseis ladrar a un perro rabioso, tomaríais vuestra escopeta, saldríais a la calle, mataríais sin misericordia a boca de jarro al pobre animal, que al fin y al cabo no sería culpable más que de haber sido mordido por otro perro, y devolver lo que le habían hecho, y ahora tenéis piedad de un hombre a quien ningún otro hombre ha mordido y que, no obstante, después de haber asesinado vilmente a su bienhechor, no pudiendo ya ahora matar a nadie porque tiene las manos atadas, quiere a toda fuerza ver morir a su compañero de cautiverio, ¡a su camarada de infortunio! ¡No, no, mirad, mirad!” (pp.368-369).

Fragmentos ubicados en nuestra primera parte de lectura, sin embargo me parecía interesante destacar, a pesar de resultarme tediosa la estancia en Roma con sus exhaustivas descripciones.

El poder del Conde alcanza cotas incomparables al “comprarse” una esclava. Tal vez el gesto no sea lo más escandaloso, sino el hecho de manifestarlo sin ningún tipo de pudor, pero como mujer del Siglo XXI me pone los pelos de punta. Tengo que frenar en ocasiones la razón para pensar que se trata de una novela, ambientada a principios del S.XIX y cuyo protagonista, viajero infatigable, cruza continentes donde las mujeres seguían enclavadas en su categoría de esclavas, real o matrimonial. De hecho, el papel que se asigna –por ahora- a las mujeres en el libro, son: el de traidora, Mercedes se cansó de esperar, o de esclava, como la aparición griega que apenas se deja ver.

Resulta no poco curiosa la visión que se ofrece del hachich en el libro y como evolucionan los valores a nivel social. Si en la actualidad hablamos de droga y drogadicción, Dumas nos presenta a un personaje excéntrico, que utiliza los alucinógenos como divertimento, evasión o medicina o incluso para ofrecer momentos de placer. Este Conde resulta mucho más complejo, enigmático y misterioso, a pesar de no estar explotada toda la veta misteriosa que le rodea, aunque sí lo ha sido en el cine. Sin embargo, su trato despiadado (de rico impertinente), su necesidad de tener lo mejor a cualquier precio (compra de los caballos a Danglars), lo presentan -por lo menos públicamente- como un hombre caprichoso y soberbio.

Como una paciente araña, nuestro protagonista va tejiendo la red que atrapará a todos sus enemigos. Aunque no comparto muchos aspectos literarios: excesiva descripción en cuanto a escenarios y ambientes y poca profundidad en la psique de los personajes, el libro merece estar entre las lecturas de obligado cumplimiento.

biblio Parte II de El conde de Montecristo

En primer lugar, el conde es un personaje extraño, al menos a los ojos de la flor y nata de París, que lo ve como un millonario excéntrico que se dedica a prodigar bondades entre los jóvenes de buena familia, a salvar a damas desvalidas (véase el incidente con el coche de caballos que, aunque todos sabemos que el salvamento lo realiza Alí, para ellos todo es obra del conde porque Alí es su sirviente y parece que no exista como persona). Edmond, se prodiga también como una persona bien informada y ¿quizá con múltiples disfraces o con una gran cantidad de colaboradores en sus planes de futuro? (el abate Busoni, ¿es él?).
Creo sinceramente que Dumas es un maestro en presentar la psicología de los personajes, ¿cómo si no retrata al avaro en la figura de Caderousse, o al joven enamorado e inocente en el mismo Dantés joven o en el bueno de Maximilien?
Asímismo, en su obra nos describe a Montecristo como un hombre culto, refinado, acostumbrado a los manjares de la buena mesa pero a la vez frugal.

Citas:
(pág. 530) - "Entonces, mi querido Bertuccio -dijo el conde-,os agradará que os envía a vuestro confesor... Pero yo tengo miedo de un hombre que se asusta de semejantes fantasmas...; " "Porque, sabedlo, maese Bertuccio, en Italia no se paga la justicia si no se calla, pero en Francia no se la paga, al contrario, sino cuando habla (juegos de palabras con los que engatusa a Bertuccio para que le cuente la triste historia de sus fantasmas y que acaba por darle testimonio del crimen que ve en casa de los Caderousse)

(pág. 578) "La señora Danglars, cuya belleza podía aún ser citada a pesar de sus treinta y siete años, se hallaba tocando el piano, mientras Lucien Debray, sentado delante de un velador, hojeaba un álbum" (nos da una visión de la apacible vida de familia del "buitre por excelencia de esta novela", Danglars). Un punto que me parece curioso es que se hable de los 37 años como si a esa edad la mayoría de las mujeres hubiera perdido su encanto (incluso teniendo en cuenta la época, debiera suponerse que en una familia adinerada), cuando que hoy en día a esa edad la mayoría ha ganado en belleza y tienen ese encanto que es diferente al de las adolescentes.

(pág. 597) "-Caballero -repuso Villefort_, otra cosa hay que temer más que la muerte, la vejez o la locura. La apoplejía, por ejemplo, ese rayo que os hiere sin destruirlos, y después del cual, no obstante, todo se acabó" (este pasaje nos recuerda demasiado a nuestra moderna "enfermedad de Alzheimer" y a otras enfermedades neurodegenerativas)

Jésvel
Cita: icaras Dijo

Esa es la dificultad de fragmentar un libro para su crítica, lo que te lleva a tener que ser muy precisa con los detalles y matices, porque las grandes líneas del argumento ya están fijadas.

Discrepo, Icaras. Se perderían muchísimos detalles si valoramos una obra larguísima en su conjunto. Por lo menos para mí, puesto que el aliciente que encuentro en el club de lectura es compartir la lectura, no sólo cambiar impresiones sobre un libro.

Quizás hayamos errado al dividir la novela. En eso sí puedo estar de acuerdo, pero, en fin, "errar es humano, perdonar es divino".

Cita: icaras Dijo

... se proyectan claroscuros de los que tan solo atisbamos fragmentos de su personalidad. Llama la atención el nuevo conde. Han pasado una serie de años que han modelado nuestro joven marino en un hombre culto, refinado, sofisticado, caprichoso y cruel. Algunos elementos nos lo muestran como un hombre que usa su fortuna para alcanzar sus deseos, que solo manifiesta interés si puede obtener a cambio algún tipo de beneficio.

La verdad es que se atisba con meridiana claridad la venganza que está pergeñando y sí, su refinamiento es también caprichoso y cruel. En lo que no estoy tan de acuerdo es que sólo se proyecten atisbos fragmentados de su personalidad. Veo evolucionar bien al personaje y cómo su deseo de venganza se va larvando y se va configurando. Creo que se está urdiendo, que es una venganza que, poco a poco, va labrando Edmundo: tiene claro -clarísimo- que se quiere vengar, pero está disfrutando al meditar cómo. Quizás sea el único resarcimiento posible a sus años de sufrimiento y cautiverio.

Cita: icaras Dijo
las mujeres seguían enclavadas en su categoría de esclavas, real o matrimonial. De hecho, el papel que se asigna –por ahora- a las mujeres en el libro, son: el de traidora, Mercedes se cansó de esperar, o de esclava, como la aparición griega que apenas se deja ver.

No veo como tú el papel de la mujer. Sí, desde luego, es otra época; pero no creo que Mercedes sea considerada una traidora y, precisamente en el último capítulo leído, ya parece que Haydée no va a ser precisamente un divertimento del Conde.


Cita: icaras Dijo
Aunque no comparto muchos aspectos literarios: excesiva descripción en cuanto a escenarios y ambientes y poca profundidad en la psique de los personajes, el libro merece estar entre las lecturas de obligado cumplimiento.

A mí también me cansan las lecturas de esta época por lo prolijo de las descripciones, pero sigo sin estar de acuerdo en cuando a la psicología de los personajes. Se hace pesado, pero les vas conociendo poco a poco.

En cuanto a lo de "obligado cumplimiento" supongo que es una metáfora.

Jésvel
Cita: biblio Dijo

Edmond, se prodiga también como una persona bien informada y ¿quizá con múltiples disfraces o con una gran cantidad de colaboradores en sus planes de futuro? (el abate Busoni, ¿es él?)

Sí, creo que sí. Dantés no deja de tramar su venganza y la tiene muy pensada. En este sentido lo más curioso es cómo es capaz de desdoblar personalidades, cómo todos pensamos que es él, pero también todos dudamos si realmente lo será.

Cita: biblio Dijo
... acostumbrado a los manjares de la buena mesa pero a la vez frugal.

Sí, no sé si te pasará como a mí; pero, como él nunca tienes ganas de comer, siempre pienso que el otro va a morir envenenado.

icaras Jésvel, la discrepancia es buena para el espíritu, aporta debate y por supuesto, respuestas. Aquí van las mías:

quote=Jésvel]
Discrepo, Icaras. Se perderían muchísimos detalles si valoramos una obra larguísima en su conjunto. Por lo menos para mí, puesto que el aliciente que encuentro en el club de lectura es compartir la lectura, no sólo cambiar impresiones sobre un libro.


No creo haber hecho mención al aliciente del club sobre compartir la obra sino únicamente en su fragmentación. Creo haber respetado la decisión de la mayoría, pero eso no impide que exprese mi preferencia a la hora de apreciar y compartir la obra. Me remito a tu comentario anterior "(...) habernos quedado en medio de ninguna parte". De esto, creo que es bastante ejemplar la poca afluencia que ha provocado esta segunda parte -por ahora-. Una primera y única puesta en común probablemente no hubiese alcanzado el grado de detalle que hemos tenido tod@s -sin duda-, pero no está reñida con lograr un buen nivel de profundidad.

quote=Jésvel]
(...) En lo que no estoy tan de acuerdo es que sólo se proyecten atisbos fragmentados de su personalidad. Veo evolucionar bien al personaje y cómo su deseo de venganza se va larvando y se va configurando. Creo que se está urdiendo, que es una venganza que, poco a poco, va labrando Edmundo: tiene claro -clarísimo- que se quiere vengar, pero está disfrutando al meditar cómo. Quizás sea el único resarcimiento posible a sus años de sufrimiento y cautiverio.


Como todo en esta vida, las interpretaciones son afortunadamente libres. Desde mi punto de vista echo de menos un personaje más trabajado. Cierto, la venganza es su sostén, -creo no haber señalado lo contrario- sin embargo y preciso, desde mi punto de vista, los matices se quedan en la superfice. Se habla más del Conde por sus hábitos, gustos o maneras que propiamente de su ser o espíritu. Sólo sabemos de sus reacciones porque se queda blanco, pero no sabemos qué le pasa por dentro. Se me asemeja un personaje un poco acartonado, sin duda achacable a los modismos de la época.

quote=Jésvel]
No veo como tú el papel de la mujer. Sí, desde luego, es otra época; pero no creo que Mercedes sea considerada una traidora y, precisamente en el último capítulo leído, ya parece que Haydée no va a ser precisamente un divertimento del Conde.

Jésvel, soy muy sensible al lugar que la mujer ocupa en la sociedad. Reducir mi comentario a la traición de Mercedes es quedarte con el aspecto menos relevante. He señalado que que el Conde se compró una mujer. Eso la convierte en esclava -real o no- es ubicar el rol de la mujer en una posición muy concreta de la novela. Se me puede responder que el Conde tiene un esclavo, cierto, pero da la casualidad que las esclavas han tenido siempre una función de claro contenido sexual, además del de criadas.

quote=Jésvel]
En cuanto a lo de "obligado cumplimiento" supongo que es una metáfora.

No era consciente de que mis aportaciones fuesen a tener un análisis tan minucioso y concienzudo. Hubiera preferido debatir sobre la obra en sí, que sobre mis propios comentarios, pero.... cuando me refiero a "obligado cumplimiento" vengo a señalar que existen obras de referencia que deben ser leídas. El Conde es una de ellas.


Jésvel Estoy de acuerdo contigo: discrepar es enriquecedor. Debo decirte que me gusta tu enfoque y espero que sigamos debatiendo, seguro que sacamos buen jugo a la novela.

Disculpa si he resultado brusco, sólo quería comentar lo que habías escrito, nada más, me parece interesante y enriquecedor.

icaras Creo tolerar bien los puntos de vista ajenos y las discusiones. Formar parte de un club es eso: compartir opiniones y despertar puntos de vista divergentes. Con respecto a tus apreciaciones son totalmente lícitas. No busco consenso, aunque tampoco "derribo" (jeje). Yo también espero que sigamos leyéndonos.
icaras
Cita: biblio Dijo

(pág. 578) "La señora Danglars, cuya belleza podía aún ser citada a pesar de sus treinta y siete años, se hallaba tocando el piano, mientras Lucien Debray, sentado delante de un velador, hojeaba un álbum" (nos da una visión de la apacible vida de familia del "buitre por excelencia de esta novela", Danglars). Un punto que me parece curioso es que se hable de los 37 años como si a esa edad la mayoría de las mujeres hubiera perdido su encanto (incluso teniendo en cuenta la época, debiera suponerse que en una familia adinerada), cuando que hoy en día a esa edad la mayoría ha ganado en belleza y tienen ese encanto que es diferente al de las adolescentes.

De hecho, libros pertenecientes a la tradición romántica como los de Jane Austen (Sentido y senbilidad, Orgullo y prejuicio, Emma,... ) o Emily Brönte (Jane Eyre) escritos y ambientados en el S.XIX nos indican que las mujeres mayores de 21 años y solteras, pasaban al honorable estado de "solteronas". Así que casi podríamos decir que la señora Danglars es casi una "yaya" Afortunadamente los tiempos han cambiando (o "casi", porque la juventud y belleza siguen siendo barómetros sociales muy exigentes). Y por supuesto agradecer tus palabras, especialmente para las que dejamos los treinta atrás.

boogieflu Confieso que no he podido parar de leer en el capítulo que da fin a la segunda parte; una vez embarcada en esta refinada venganza, no he sido capaz de abandonarla ni durante unos días.

¿A quién no le hubiera gustado ser alguna vez el conde, rico y poderoso, minucioso e inteligente, para cobrarse afrentas y desaires, reales o imaginarios? No es como para sentirse orgulloso, desde luego, pero buena parte del éxito de este novelón lo atribuyo a esta llamada a los bajos instintos, como ocurre con "El Padrino".

Centrándome en el bloque que nos ocupa ahora,citaré mis capítulos favoritos:

- "ideología", en que se le visita Villefort, y donde encontramos perlas como: " El hombre es un feo gusano para aquel que lo estudia al microscopio", Es la ley de los pueblos primitivos, es decir, la ley del Talión, la que he encontrado más conforme al sentir de Dios", dichas por nuestro héroe, claro. Además, se descubre como lo que es,"el azote de Dios", y afirma que "ni uno solo de los escrúpulos que detienen a los poderosos o los obstáculos que paralizan a los débiles me detiene". En fin, como decimos en este siglo, se sobra.

- En "La familia Morrel",vemos que también hay buena gente, y por eso la providencia personificada
se porta bien con ellos; así de simple, así de falso en el mundo real.

-Y para mÍ, el mejor hasta el momento, "Escena conyugal" .Uno de los pocos en que no aparece o se cita al conde, es sin embargo delicioso por la sutil y envenenada ironía con la que se dirige el esposo modelo a la intachable esposa. Un prodigio de modernidad.

Seguid disfrutando, un saludo.

icaras
Cita: boogieflu Dijo

No es como para sentirse orgulloso, desde luego, pero buena parte del éxito de este novelón lo atribuyo a esta llamada a los bajos instintos, como ocurre con "El Padrino".

Es probable que así sea... ¿es la venganza tan iresistible como para justicar cualquier acto? Supongo que la diferencia en la actualidad y el gran nivel de cinismo imperante es que existen muchos Dantés que no han podido ejercer su derecho a réplica.

princesa tontina Hola a todos.

Es la primera vez que participo en un Club de Lectura y quizá no he escogido un buen momento, porque lo denso de la obra, unido a mi inexperiencia, no me permitirá estar a la altura. Por esto, prefiero seguir leyendoos y aprendiendo de vosotros.

Lo único que se me ocurre comentar es que, al principio, la novela me pareció muy "teatral". Quizá esto de que haya sido escrita posteriormente al resto del libro haya influido, pero inicialmente no me enganchaba. Me daba la sensación de estar viendo una obra de teatro, quizá por lo prolijo de los diálogos y la forma de narrar. La segunda parte me ha gustado mucho más.

Mi edición no es muy buena, creo, y echo en falta esas aclaraciones, ya que me pierdo con la historia de la época en Francia, e incluso a veces con alguna palabra, que supongo que no estará muy bien traducida.

La valoración, hasta ahora por mi parte es muy buena. Una obra no se considera un clásico porque sí. Sin embargo, ante una alusión anterior referida a Los Miserables de Victor Hugo, no puedo evitar decir, que Los Miserables me gustó mucho más.

negalan No he tenido ordenador hasta ahora, así que tarde y mal me incorporo al foro.

Yo ya he terminado con la lectura del libro así que no voy a comentar mucho sólo por no destriparlo.

A mi me encantaría que me "esclavizaran" como a "la griega", que la tiene como una reina. Más bien juega un papel protector con Haydee, sin embargo a ojos ajenos sólo interpreta un personaje para que a los demás les mate la curiosidad y la envidia.

Y ya me gustaría a mi tener la mente calculadora que tiene El Conde y que a menudo se nos achaca a las mujeres, y no sólo para lo malo, que también para lo bueno, como es el caso de los Morrell.

Puede que haya sido un error dividir el libro para comentarlo, pero tampoco creo que hubiese otra opción, ya que es bueno tener encuentros periódicos para ver qué tal vamos y si se comenta poco, pues no pasa nada, que ya nos resarciremos al final.

Ánimo, que os queda lo mejor.

Nuria.

Jésvel Después de vuestros comentarios, creo que cambio de opinión. Ahora no me parece que estemos en mitad de ninguna parte, ahora creo que estamos en un punto de inflexión que nos descubrirá lo mejor de la novela. ¡Espero no equivocarme!

Hoy es 10 de diciembre, así que se acabaron los comentarios de la 2ª parte. Nos vemos en Año Nuevo para comentar como hemos terminado el libro.

Papillon Bueno, yo recién que termino la lectura de esta segunda parte, me he quedado rezagado cosa que prometo no hacer para el año nuevo.
Por esta razón no he comentado nada de la segunda parte (mejor que la primera) que va creciendo en interés y creo como Jésvel, que la tercera será la mejor.
Nos leemos en el 2007!
Papillon Bueno, un día después de lo previsto abro el hilo del club de lectura.
Esta vez no me han pillado las fechas como en el anterior ocasión, ya que terminé el Conde de Montecristo a mediados de diciembre y ahora estoy con El pintor de Flandes de nuestra compañera de foros Rosa Ribas.

El resumen del conde lo puedo sintetizar en una palabra: una obra de aventuras en apariencia con múltiples dobles sentidos y mensajes subliminales.

Como alguno de vosotr@s ha dicho, hay frases lapidarias que encirran reflexiones sobre la cualidad humana que hoy siglo y medio después siguen vigentes.
Como novela de aventuras sin búsqueda aleatoria del mensaje subliminal tiene mucho nivel, si lo tomamos así se le puede otorgar la medallita de clásico, pero sin el mensaje moral que nos ofrece, como de igual manera lo hace Los viajes de Gulliver de Swift, sin ese mensaje quedaría una novela entretenida pero que no habría perdurado con el tiempo. Sí, la venganza es un tema recurrente y perdurable por si. Las aventuras de Dantes son entretenidas, pero como digo, el plus añadido es el mensaje de transfondo.

Por cierto, que siniestro es este Dantés, con lo majete que parecía en la primera lectura, lo oscuro que se convierte en la segunda y finalmente lo siniestro vengativo que es en la tercera. Sin escrúpulos hace gala de la frase "la venganza es un plato que se toma frío", a mi parecer esa frase se creó a raiz de la novela de Dumas.

Además, lo que he aprendido en torno a la historia del fin de Bonaparte, la resurrección de la monarquía francesa, etc

Seguiré escribiendo sobre el tema.
Os ha gustado el libro? A mi si, algo pesado puntualmente pero en general bien.

biblio Hombre, Papi, pues parece ser que estamos en la misma onda lectora. A mediados de diciembre acabé de leer El conde y ayer noche acabé esa buena novela que es El pintor de Flandes, de Rosa Ribas (por cierto, ¿para cuándo un encuentro con ella?). Bueno, voy al comentario que es a lo que estamos este foro.

El conde, sí, en un principio parecía que en lugar de una venganza, fuera una ONG, y a ratos, lo parece, cuando ayuda al pobre de Morrel y familia. Pero cuando se anima, ay, que tiemblen esos Caderousse, Villefort y Danglars (que bien merecido se lo tenían, los muy c...). Lo que sí es cierto es que para fastidiar a Villefort no necesitó mucho, pues ya se encargó su mujercita de ir envenenando a unos y a otros y de sumir su casa en la tristeza (jo, si se van hasta los criados, del mal rollo que les da). Caderousse es el típico avaro, influenciado por la enfermiza de su mujer, pero avaro al fin y al cabo (si lo hubiera pillado Moliére como personaje, seguro que habría hecho un personaje divertido ridiculizándolo). Ahora bien, lo de Danglars, eso de ir destapando sus trapos sucios en tiempos en los que era un militar y poco a poco arruinarlo con esas opas frustradas y compras de acciones que luego caen en picado, es que es tan moderno, tan actual, que me parece escrito hace 10 años y no hace 150 (+ o -).
Ahora bien, toda esta historia también me ha deparado algunas sonrisas, como el momento en que, huidas las Eugenie Danglars y Louise d'Armilly (¿es quizá un episodio con algún tinte homosexual?), aparece Cavalcanti en su habitación, colándose como el vulgar ladronzuelo que es (a pesar de toda su educación y sus prendas caras), lo que hubiera dado por ver sus caras,

Editado por - biblio el 03 Enero 2007 3:20:55:pm

Papillon No hay duda de que la hija de Danglars y su amiga tienen algo más que amistad. Es uno de los múltiples juegos de Dumas. EStá claro que cuando escribió la obra siendo "novela juvenil de aventuras", no podía explicar ciertas cosas que un adulto dislumbra con la lectura.

Una cosa, no os hacíais un poco lío al principio con los nombres? Dumas utiliza al principio los nombres y apellidos, pero pasada su época en prisión menciona los personajes por el título que obstentan, despistando un poco hasta que no encaminas la lectura. A ver...este conde de mordeuf o nosequé quien es???!!!! el hijo de fernando, el banquero compañero traidor o el roba mujeres cobarde militar???? jejejejeje . Al principio eso es lo que me pasaba.

Y el final, os a quedado claro? donde van Montecristo y la griega???? se suicidan o se escapan como enamorados?????
No me queda claro ese punto, no.

En cuanto a Rosa, sería ideal que ella dijera cuando puede venir y hacer una quedada en Barcelona.

boogieflu De esta tercera parte destaco todo lo que se relaciona con el barón Danglars y familia: el timo del prometido Cavalcanti y cuándo se destapa (¡bravo!); la reacción de la hija, que tiene una relación más allá de la amistad con Louise(en algún momento se relaciona el nombre de Eugène con el de Safo); el desplante refinadísimo que recibe su mujer y , claro, cómo Vampa despluma al propio barón.
Todas estas escenas me parecen llenas de un humor encantador y muy moderno, en contraste con el retrato anticuado que hace de casi todas las mujeres que aparecen en el relato, que
son malísimas, o débiles, o tontas. Según mis cuentas, se salvan dos: la hermana de Maximilien, Julie, y la esclava Haydée, aunque bien mirado, ésta última lo que tenía era un síndrome de Estocolmo como una catedral, mira que adorar al que te compró...
Dos cosas más que subrayar:
Ese arrepentimiento al ver muerto al hijo de la envenenadora: ¿no quedó previamente descrito en varias ocasiones como un auténtico bicho, digno hijo de sus padres?
Al hacer esperar a Morrel hijo tanto tiempo sin decirle que su novia estaba viva...ahí estuvo un poco sádico, seguro de que cuanto más se sufre, más se goza, pero a mi me parece que no era necesaria tanta espera.
Y en cuanto al final, yo creo que de suicidio, nada, que se van a Oriente a ser felices. Por cierto, me quedo con curiosidad por saber cómo habría sido la vida del conde por esas tierras, antes de empezar a hacer justicia.

Feliz año a todos, y a seguir sacándole jugo a la vida.


negalan Feliz años a todos.
Yo me temo que poco puedo aportar ya porque me terminé el libro a mediadios de noviembre.

Solo puedo decir que desde entonces ando entre varios libros, uno de ellos el Cazador de autógrafos, que tiene muchas menos páginas que El conde de Monte Cristo y me está costando tres veces más. Con esto quiero decir que el libro me parece magistral porque hacer algo tan largo y tan entretenido tiene MUCHO mérito.

Yo creo que el personaje de Dantes no disfruta con el mal de forma especial. Me parece que es un personaje que se mueve en los extremos: cuando es bueno es casi tonto y cuando es malo es calculador.
Es el romántico por excelencia.

Saludos.
Nuria.

icaras Divido en dos mi aportación:

Parte III

Ya he señalado en mis anteriores aportaciones que el libro merece el tiempo que se le ha dedicado, su extensión, el número de personajes y las historias que se entrecruzan conforman un mosaico complejo que requiere su tiempo.

La tercera parte me ha resultado más interesante que la segunda, donde el famoso Simbad el marino o el rapto del Conde de Morcef me resultó un poco lánguido. Pero una cosa es innegable en la obra: su ritmo. El ritmo que se impregna a cada capítulo otorga al conjunto una cadencia propia. La tercera parte, culminación de la venganza conduce al clímax de la historia, donde el cúmulo de personajes e historias entrelazadas hace que el lector/a divida su atención en los personajes y sus familias (tuve que tomar notas a modo de referencia para no perderme).

Estoy de acuerdo con la apreciación de Papi, El Conde es una obra que corre el riesgo de ser leída como una simple novela de aventuras, no obstante sin caer en actitudes moralizantes, los mensajes que se filtran a lo largo de la novela son muchos. No creo que sean tan subliminales, o por lo menos, no lo veo así. Es evidente que el combustible del Conde es su afán por vengar a ese joven que una vez fue Edmundo Dantés y que murió en la prisión de If. Porque el Conde es otro hombre, más sombrío, más cultivado y sofisticado… y por supuesto, mucho más peligroso. Personalmente me resulta fascinante como el odio, la rabia y la frustración por el devenir de los acontecimientos puede desencadenar una trama tan bien tejida y cómo pone a su disposición a todas las personas empleando su fortuna –o despilfarrando en algunos casos, como cuando se gasta 30000 francos en los caballos que devuelve como regalo a la señora Danglars, el dinero que pierde en una partida de póker para que Maximilien Morrel pueda comprarse el caballo o tantas otras situaciones- o su inteligencia.

El Conde es un personaje realmente fascinante, que Dumas recrea muy bien –casi parodia- la atracción que siente la nobleza por todo aquello novedoso que les haga salir de la abulia de su vida diaria. Clase privilegiada, soberbia y egoísta, donde el valor de las personas se mide por cuánto tienen…. no tan ajeno a nuestra sociedad. Los encuentros en las casas, el protocolo de las visitas, las noches en la ópera… todo ello nos presenta una sociedad donde la nueva burguesía ha hecho su aparición y la aristocracia lucha por mantener el derecho de clase. Resulta curiosa la descripción que se hace de Villefort, donde tan pagado de sí mismo, vive mirando por encima del hombro el mundo que le rodea.

El conocimiento del veneno por parte del Conde me recuerda al Conde Joffray de Peyrac, esposo de Angélique, una saga escrita por Anne y Serge Golon y ambientada en la Francia del siglo XVII, donde el veneno en la corte era moneda de uso común.

icaras Segunda parte:

En la primera reflexión señalé que la novela es una fiel crónica de la época. No sólo aparecen muchos personajes devorados por la historia y desconocidos en la actualidad (actores, políticos, pensadores,…) sino también las costumbres y usos de la época.

Efectivamente, la venganza es un plato que se degusta frío… pero no puedo dejar de sentir cierta tristeza por el Conde, cuya vida manejada por otros, sólo tiene sentido por ese deseo de venganza: fascinante y aterrador por igual. No sé si alguien ha visto V de Vendetta (la película, aunque en el cómic también sale). En esta historia, que también va de venganza, el protagonista siente devoción por el Conde de Montecristo, no obstante la protagonista Ivey le hace notar que el Conde está solo y su afán por vengarse no le permite compartir su vida con otra persona. Eso me lleva a pensar que cuando una persona ha vivido sólo por ver cumplir su sueño de venganza como es el caso, una vez realizado te debes sentir muy vacío. No creo que el Conde sea un hombre proclive al suicidio, aunque sí es posible caer en el hastío, pero creo que Haydée le exigirá ciertas atenciones.

En cuanto a la cuestión de la esclavitud y las mujeres que aparecen en la historia, ya hice los comentarios en la parte II. El Conde de Montecristo es una novela escrita por un hombre (bueno, dos) y cuyo protagonista es un hombre. Las mujeres –por supuesto, desde mi punto de vista- tienen la importancia que se les asignaba en la época. Podían ser guapas, inteligentes, adineradas y cultivadas, pero difícilmente podían aspirar a otro rol que el que les era asignado. En cuanto a las señoritas Danglars y Armilla, señalar que Dumas retrata a Eugènie Danglars como una mujer atlética, casi masculina… la relación lésbica sin duda se encontraba presente. ¿Por qué no? Lo curioso es que no aparezca el personaje “afectado” de gestos y maneras afeminadas…

A continuación algunos fragmentos que me han llamado la atención:

“(…) Aunque no hubiese visto el rostro de Villefort, le reconocí por los latidos de mi corazón”. Frase pronuncida por Bertoluccio cuando explica al Conde su espera en el jardín de la casa de Auteiul para matar a Villefort.

“(…) vuestra historia es una novela, y el mundo que adora las novelas entre dos cubiertas de papel amarillo, se escama de las encuadernaciones en vitela viva”. Frase pronunciada por el Conde al joven Calvancati para indicarle que las personas pueden aceptar la mayor inverosimilitud en una novela, pero nunca en la vida real. Me ha llamado la atención, porque curiosamente, en ocasiones la vida supera la ficción.

“Digo que es una música muy hermosa para ser compuesta por un compositor humano, y cantada por pájaros sin plumas, como decía Diógenes”.

Jésvel Sólo asomo para saludaros, porque, fiel a mi costumbre de leer al ritmo del club, esta vez ando muuuy rezagado. Debo reconocer que la 4ª parte ("extrañas coincidencias") se me atragantó bastante, eso sí, llevo mucho mejor la 5ª parte ("la mano de Dios"), lo que no sé es si me dará tiempo a leerla antes de que expiere el plazo para comentar...

En fin, ahora mismo estoy en ascuas y me voy a leer...

Papillon
Cita: Jésvel Dijo

Sólo asomo para saludaros, porque, fiel a mi costumbre de leer al ritmo del club, esta vez ando muuuy rezagado. Debo reconocer que la 4ª parte ("extrañas coincidencias") se me atragantó bastante, eso sí, llevo mucho mejor la 5ª parte ("la mano de Dios"), lo que no sé es si me dará tiempo a leerla antes de que expiere el plazo para comentar...

En fin, ahora mismo estoy en ascuas y me voy a leer...


Pues como creo que dice Icaras, es la mejor parte.
Es como pedir un buen filete en una masia restaurante!
Los primeros capítulos son como llegar al restaurante y que el camarero te tome nota del filete. La lectura anterior, te traen el vino y el filete. En la última donde te encuentras, cuchillo y tenedor en mano empiezas a cortar la carne y comértela......y sabes, está de muerte !!!! JAJAJAJJAJAJA, nunca mejor dicho JAJAJAJJA
biblio Bueno, pues a mi también me queda la duda de si, consumadas sus respectivas venganzas, al conde y a Haydee les queda algún motivo para vivir, porque incluso creí que el conde volvería a estar con su antigua amada, y esa despedida realmente parece dar pocas esperanzas a más romanticismo entre la catalana y el marsellés. Pero también hubiera sido posible que Dumas pensara en hacer una segunda parte de la novela, que nunca escribió y que hubiera sido eminentemente romántica y quizá ambientada en Egipto o en Grecia, quien sabe dónde estaría la mentalidad de ese genial escritor cuando acabó.

Por cierto, Papi, ya acabé El pintor de Flandes, espero que la estés disfrutando. Ahora empezaré con Almas grises, de Philippe Claudel, y luego seguiré con El abismo del mundo, de nuestro autor Lluc Berga Espart.
¡¡Feliz Año a todos!!

Papillon Es lo que me pareció a mi Biblio, por eso me quedó una pequeña duda.
En cuanto a una segunda parte.....mucho tendría que cambiar la linea de la novela, ya que todos han caido en desgracia y la venganza como tu dices ya está consumada.
Eminentemente romántica, pues sí, no le cabría otra opción, pero no creo que existiera esa posibilidad...

Por cierto, hay quedada para finales de febrero, lleva el pintor de flandes porque su autora te lo dedicará!
La info está en asuntos del portal/web.

icaras
Cita: Papillon Alatriste Dijo

[Pues como creo que dice Icaras, es la mejor parte.
Es como pedir un buen filete en una masia restaurante!
Los primeros capítulos son como llegar al restaurante y que el camarero te tome nota del filete. La lectura anterior, te traen el vino y el filete. En la última donde te encuentras, cuchillo y tenedor en mano empiezas a cortar la carne y comértela......y sabes, está de muerte !!!! JAJAJAJJAJAJA, nunca mejor dicho JAJAJAJJA

Me encanta que equipares un buen libro con una buena comida y los pasos hasta el plato principal. Es probable que la escritura por entregas tuviera mucho que ver, pero parece innegable que Dumas tenía claro el desenlace y que dejara lo mejor para el final. Como muy bien señalas las partes intermedias han sido un preámbulo para el plato fuerte o simplemente un "relleno" para alargar las entregas y seguir ganando dinero, puesto que Dumas sufrió pérdidas importantes de dinero....

icaras ¿Vosotros creéis realmente que el autor se planteó una segunda parte? No sé, a mi me parece que es algo más propio de nuestra época, en la que vivmos segundas, terceras y hasta cuartas partes con sus correspondientes remakes... únicamente con la visión de exprimir hasta la última gota y sin ninguna concesión con l@s lector@s.
Papillon Bueno, en este caso Dumas tiene un antecedente con Los tres mosqueteros, que aparte de ser por entregas tiene una segunda parte (todo por la pasta, claro).
Pero tampoco creo que fuera su intención.
icaras
Cita: biblio Dijo

Bueno, pues a mi también me queda la duda de si, consumadas sus respectivas venganzas, al conde y a Haydee les queda algún motivo para vivir, porque incluso creí que el conde volvería a estar con su antigua amada, y esa despedida realmente parece dar pocas esperanzas a más romanticismo entre la catalana y el marsellés.

He releído el final y aunque es cierto que el Conde parece "derrotado" y seco como un limón exprimido, dicho con otras palabras: es el fin y por eso le otorga a Haydée su libertad, la respuesta de la esclava es esclarecedora y le dice que sin él, no tiene vida (o algo así), así que lleno de alegría e incredulidad (o por "obligación, para que la guapa griega no deje de vivir) el Conde parece consentir a plantearse una trayectoria nueva al lado de su amada.
Emprendida la venganza -único alimento del Conde- no parecía que le quedaran muchas más ganas o estímulos para vivir. Curiosa esta personalidad, podríamos decir casi obsesiva....

B. Miosi EL CONDE DE MONTECRISTO

La primera vez que leí esta novela fue hace muchos años, yo aún era una niña y siempre fui aficionada a rebuscar entre las cosas viejas o guardadas. Cierto día encontré una enorme caja de cartón llena de libros de todas clases. Uno de ellos era El conde de Montecristo. Mucho después tuve la oportunidad de ver las películas, dos de ellas, no sé si se hicieron más, y las dos me encantaron. La novela tiene una magia que la ha hecho perdurable al paso del tiempo. Ahora, en el Club de Lectura voté por ella y tocó leerla otra vez.

Lo hice de a pocos, pues al mismo tiempo corregía una novela que pienso presentar, y al pasar mis ojos por las conocidas líneas de sus páginas sonreía porque ahora yo también me dedico a crear historias.
Mis ojos ya no leen de igual manera que antes, ahora puedo fijarme en detalles que para los lectores–lectores, pasan desapercibidos; pude de esta forma notar algunas curiosidades que anteriormente no hice.

Alejandro Dumás o el compañero con quien escribía, tenía un estilo diferente al que actualmente procuramos los que estamos tras la quimera de convertirnos en escritores. Él contaba, narraba la historia dando datos desde la perspectiva de un narrador omnisciente, algo que ahora se evita y se considera erróneo. En aquella época, era la forma, el estilo, en fin, que no interesaba tanto si el narrador tomaba partido o no en la novela, pues casi todos lo hacían así.

El conde de Montecristo como sabemos, es la historia del joven Edmundo Dantés, encarcelado injustamente por un hombre que lo traicionó. Fue a parar a una macabra prisión –el castillo de If–, y logra escapar poseedor del gran secreto del lugar donde se encontraba el fabuloso tesoro del abate Farías. Toma el nombre de la isla donde dicho tesoro estaba escondido y de ahí en adelante la novela cobra un interés adicional, pues Edmundo Dantés sufre una transformación equiparable a la que hiciera Pigmalión. Regresa y recupera temporalmente su puesto en la vida que le fue arrebatada, pero esta vez como un potentado noble y gracias a su extrema riqueza logra vengarse o hacer justicia con cada uno de los que se confabularon para llevarlo a prisión.

La novela no sólo nos cuenta una historia de un héroe al que todos nos gustaría ser, sino también existe el añadido de la gran cantidad de datos históricos, costumbristas, e infinidad de detalles que hacen de la obra un verdadero compendio de información para cualquier escritor que desee investigar sobre aquella época. Dumás supo mezclar la historia con la realidad y hacerla creíble, como en sus otras novelas famosas: Los tres mosqueteros, La mano del muerto, El hombre de la máscara de hierro, por mencionar unas cuantas.

La gran moraleja está resumida en la carta final que Edmundo Dantés dirige a Morrel:
Decid al ángel que va a velar por vuestra vida, Morrel, que ruegue alguna vez por un hombre que, semejante a Satanás, se creyó un instante igual a Dios, y ha reconocido con toda la humildad de un cristiano, que sólo en manos de la Providencia está el poder supremo y la sabiduría infinita. Sus oraciones endulzarán quizás el remordimiento que lleva en el fondo de su corazón.
Transformando así una vida dedicada a la venganza, pero que fue la que dio tema para tan hermosa novela, en un reconocimiento de que la verdadera felicidad reside en el arrepentimiento.
El lector queda con el sabor de haber paladeado una rica novela y a pesar de la extensión de la obra hubiera deseado saber más y más del futuro certero del Conde de Montecristo.
Fue un placer volver a leerla y agradezco especialmente a Papillón por la iniciativa y el acicate que dio estoy segura, a cada uno de los participantes del Club de Lectores.
B. Miosi

Jésvel Aparezco de vez en cuando a 'echar un ojo' y, aunque no os estoy leyendo por ahora, tengo unas ganas enormes de compartir la lectura. ¡ HOY TERMINO, FIJO !
Jésvel Pues sí ¡¡¡ LA TERMINÉ !!! Me parece una novela redonda y muy propia del XIX. Desconocía que fueran dos quienes la escribieron, desconozco otros detalles que habéis contado. Como le gusta decir a Papi, soy un "lector de infantería", por lo que esos matices me resultan interesantes, verdaderamente interesantes.

Estoy totalmente de acuerdo en el ritmo de la novela en cada uno de sus capítulos. Por cierto, me ha resultado curioso que ver unos capítulos tan largos y otros más mesurados manteniendo la tensión del relato. No sé si fue una novela por entregas, aunque así parece, desde luego. Sé que voy contracorriente, pero es uno de esos libros que merecería haber ido comentando más a menudo.

Por otra parte, reconozco que, sin despreciar técnicas más actuales, me gusta que la historia se cuente por un narrador omnisciente y la perspectiva que da al relato. Eso sí, me empacha la cantidad de detalles propias del roman francés y la dificultad de enlazar lo dicho. Recuerdo sólo vagamente la historia de aquel niño revoltoso que, finalmente, resulta ser Cavalcanti. No suelo tomar notas leyendo y me hubieran venido estupendamente.

Yo también me hacía un lío con los nombres y me ha parecido magistral como Dumas aprovecha eso para luego desvelarnos quién es cada uno, especialmente el varón de Morcef, ni más ni menos que quien le denunció y le arrebató a Mercedes.

El personaje más logrado creo que es el propio Conde de Montecristo, por la propia evolución desde que es el naviero Edmundo Dantés hasta que, después de ser Simbad el Marino, el Abate Busoni, Lord Wilmond y el propio Conde, llega a reconocerse, por fin y sólo en la carta final dirigida a Morrel como Edmundo Dantés, Conde de Montecristo.

El personaje más enigmático y que finalmente se confirma como el más importante para desenvolver la novela es Haydée. Curioso que merced a ella se vengue Montecristo de Morcef o, mejor dicho, de Fernando y que, también gracias a ella, Dantés encuentre ánimo para vivir después de completada su venganza y de su tributo a Maximiliano Morrell. No me deja de sorprender que al hacer posible su enlace con la señorita Villefort.... por más que la bendición de Nortier parezca matizar esta -al menos para mí- sorprendente unión.

No creo que la marcha de Dantés y Haydée sea un guiño para una posible segunda parte, sino el perfecto punto final, pues en los preparativos de una boda empieza y termina la novela.

Leonardo Ibañez He leido el libro completo. He quedado extasiado ya que como digo en algunos de los otros foros este fue mi primera lectura seria hace muchos años atrás. El volver a leerlo, perdón que sea personal, me ha llevado a mi juventud. El conde de Montecristo esta en muchos de nostros especialmente Edmundo Dante. Su estllo y composición continua fresca lo cual creo que nos lleva a pensar y recrear momentos y situaciones recurrentes en la novela y también el que podamos tomar el espíritu del escrito como fuente de nuestra propia creación.
icaras
Cita: Leonardo Ibañez Dijo

Su estllo y composición continua fresca lo cual creo que nos lleva a pensar y recrear momentos y situaciones recurrentes en la novela (...).

Encuentro la novela ágil y a medida que avanza te atrapa, sin embargo en su estilo literario creo que se notan las voces del siglo XIX. Me explico: es una lectura que debe encauzarse en su momento histórico y literario y hacerse con cierto distanciamiento de nuestro comportamiento social habitual, porque en caso contrario parecería "pasado de moda". En definitiva, es necesaria una "inmersión".
¿Qué opináis?

Jésvel Totalmente de acuerdo contigo, Icaras, es necesaria una inmersión. Cierto que el estilo y el ritmo de la narración son una maravilla, pero ciertamente, como bien dices, se notan las voces del siglo XIX.
Papillon Sí, como otro de los clásicos del siglo XIX, Drácula, pese a que éste tenga un estilo totalmente diferente que El conde, mantiene ese olor de naftalina machista de la época en toda la obra, a parte, de retratar las diferencias sociales (como bien dijo Icaras entre la burguesía pujante y la aristocracia decadente), etc
hadania Hola a todos, perdón por si interrumpo. Soy nueva, y me gustaría unirme a vuestro club de lectura, porfavor, indicarme los pasos a seguir. En vista que estaís muy avanzados con el Conde de Montecristo, esperaré gustosa al siguiente libro y si me lo permitís me gustaría incorporarme a este tren de la fantasía...
Saludos a todos.
Jésvel No te preocupes, Hadania, sólo tienes que leer y comentar.

Efectivamente, ya hemos terminado con El Conde de Montecristo pero pronto volveremos a proponer lecturas, basta con estar atento.

¡¡¡ CONTAMOS CONTIGO !!!

Jésvel
Cita: Papillon Alatriste Dijo

... ese olor de naftalina machista...

¡Buena descripción, Papi! Por cierto que no deja de ser curioso cómo influyen las mujeres, pese a su papel secundón... Ya dije que, curiosamente, es Valentina Villefort la perdonada y, ¡caray con la madrastra! ¡como que no era nadie! si queréis seguimos con la baronesa de Danglars... ... eso de la homosexualidad femenina que apuntábais...

Y sigo pensando en la enorme importancia de Haydée que acaba salvando la vida del Conde...

Cita: Papillon Alatriste Dijo

retratar las diferencias sociales (como bien dijo Icaras entre la burguesía pujante y la aristocracia decadente)

Pues sí, yo no tenía muy claro que era eso de vivir de las rentas, pero por lo que se ve...

hadania
Cita: Jésvel Dijo

No te preocupes, Hadania, sólo tienes que leer y comentar.

Efectivamente, ya hemos terminado con El Conde de Montecristo pero pronto volveremos a proponer lecturas, basta con estar atento.

¡¡¡ CONTAMOS CONTIGO !!!


¡¡¡¡Muchas gracias!!!!,
Estaré atenta para la siguiente lectura... Por lo que he leído en vuestros mensajes, "La Catedral del Mar" se quedó en segundo puesto después de "El Conde de Montecristo"... pues a ver si tengo suerte y sale para la siguiente lectura, pues me he comprado el libro hace poco y tengo muchas ganas de empezarla!!! Bueno, y si no sale, pues la lectura que sea bienvenida será, pues me gusta la idea de participar en este Club de Lectura.
Saludos a todos.

verofu85 Yo también estaré atenta porqué ya me he acabado los libros para la universidad y también tengo ganas de participar en El Club de la Lectura....
Por cierto, el retrato de dorian gray me encantó
No vemos! saludos
Jésvel ¡¡¡ TAMBIÉN CONTAMOS CONTIGO !!!
hadania Hola a todos!!!

¿Ya se sabe qué libro es el siguiente??? ¿Cuándo se empieza el nuevo libro??? Perdooooon, me estoy impacieeeeeeentaaaaaaandooooooooo.... ;-)

Atlántida Eso, eso!! que yo nunca he participado en estas cosas y me parece súper interesante, a ver si puedo seguir la próxima lectura. Besines a todos!
Jésvel En unos días se abrirá de nuevo la posibilidad de proponer lecturas.
hadania Hola, visito todos los días esta sección para ver si hay nuevos comentarios sobre la siguiente lectura ¿es aquí donde se comunica a todos los miembros las propuestas de lecturas? ¿o es en otra sección?

Gracias

icaras Es en esta sección Hadania, lo que ocurre es que ahora nos estamos tomando un pequeño respiro (uf, uf....) porque el Conde de Montecristo, que fue nuestra última lectura, al divididirse en tres partes nos ocupó algunos meses. Probablemente a finales de enero se empezará a dar nuevamente a movilizar el club así que no te alejes demasiado: contamos contigo!
amelia Aqui otra libro-adicta con ganas de empezar en el Club de Lectura....
icaras Pues bienvenida al grupo Amelia, esperamos contar contigo para la próxima lectura.
Leonardo Ibañez Hae dos días atrás he visto la película "V para Vendeta" Y el personaje principal de la peli en una parte hace referencia al Conde de Montecristo" y Edmundo Dante, siendo para mi un simil muy interesante ya que la novela es de otro siglo pero los problemas del hombre son de siglos atrás pero también de este siglo, y el hecho que Edmundo dante fue prisionero por tantos años, ¿No les parece que hay cierta escalofriante realidad con la prision de Guantámo?, creo y sostengo que la novela en sí es vigente con todos sus personajes solo que lo único diferente son los avances tecnológicos, el vestuario, etc, pues las voces son las mismas cavernarias tanto de los acusadores de Edmundo como las voces de los que acusan a los miles de Edmundos en pleno siglo 21. Si pueden ver la peli háganlo
icaras
Cita: icaras Dijo

Segunda parte:

No sé si alguien ha visto V de Vendetta (la película, aunque en el cómic también sale). En esta historia, que también va de venganza, el protagonista siente devoción por el Conde de Montecristo, no obstante la protagonista Ivey le hace notar que el Conde está solo y su afán por vengarse no le permite compartir su vida con otra persona. Eso me lleva a pensar que cuando una persona ha vivido sólo por ver cumplir su sueño de venganza como es el caso, una vez realizado te debes sentir muy vacío.

Efectivamente Leonardo, en el segundo bloque de comentarios del libro reflejé el paralelismo de la película con el libro. Magnífica película con unos momentos magistrales.

Iza Hola, acabo de incluirme en el club de lectura, es la primera vez que entro a un club de lectura, y estoy intentando tomar el hilo, tinen ya 5 libros abiertos el ultimo ya estan finalizando los comentarios, ¿Cuando tendran empezaran un libro nuevo para poder seguirles el hilo?

Gracias

icaras Mañana 01 de febrero.
hadania Hola, hace varios días que no he podido conectarme, he visto que en el último mensaje del foro se indica que la nueva lectura se preparó para el pasado 1 de febrero, pero estoy mirando por todas las secciones y no lo encuentro!!!!!!!!!
Lo siento...... ¿alguien me puede decir PORFAVOR dónde tengo que mirar cuál es la siguiente lectura después del Conde de Montecristo??? A este paso pierdo otra vez el tren!!!!. Graaaaaaaaaciaaaaaaaaaaas...
icaras Hola Hadania, en el mismo apartado "Club de lectura", encontrarás el post "Votación próxima lectura (febrero-07)". Corresponde a la fase de selección-votación de la siguiente lectura. Entrando en el mismo podrás votar por las lecturas propuestas. Aun estás a tiempo. Ánimo!!
wAllz Hola!
Solo queria presentarme y anunciar, confiando en que esta sea la manera correcta, mi intencion de ingresar en el Club de Lectura.
Ya he podido ver en otros posts que la gente no se expande mucho en detalles de presentacion ni personales, asi que sin mas dilacion os doy las gracias por la oportunidad que brindais aqui(no sabeis cuan complicado y a la vez necesario es tener alguien con quien conversar o debatir esta clase de temas).
Por ultimo me gustaria que me informarais sobre el sistema de alternancia entre textos poeticos o narrativos, ya que repasando los libros que habeis leido veo que este es el primero de poesia.
Gracias de nuevo.
icaras Hola Wallz, como bien señalas abriremos el día 01 el post para iniciar las aportaciones y comentarios del primer club de poesía. El libro más votado ha sido "Las flores del mal". Y efectivamente, pretendemos alternar el club de poesía y el de narrativa, de manera que las personas que quieran participar en uno, en otro o en ambos, no tengan que esperarse. Es probable que a mediados de marzo empecemos con el sistema de votación. Si lo tuyo es la narrativa, pues contamos contigo!!! Un abrazo.
Edmond Realmente es un libro excelente, por ahí lei que al final el conde y haydee piensan suicidarse, porque habrían de hacerlo?
coyolxauqui Hola a todos!!,pienso que ésta lectura nos dá a reflexionar las ambiciones de las personas,la envidia y la venganza.Porque Edmundo Dantés inocente condenado por un crimen que no cometió,despues de que el abate le "abrió" los ojos,decidió tomar venganza,por el hecho d eque su padre murió de hambre al no tener dinero;ese coraje que lo llevó a hacer pagar a los malos.Así como la tan buena suerte que tuvo al econtrarse con su maestro que creían loco y que le regresó el privilegio de la libertad y de la fortuna,para realizar su cometido.Excelente lectura!!!
Pepe Sí; es un magnífico libro; aunque personalmente me dejó un sabor agridulce; la venganza nunca lleva a buen puerto.


Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
Soledad Puértolas
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page © FOROS 

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 0.55 segundos ¡que rápido!
Ir arriba