Principal | Crear una cuenta | Login | ¿Perdió su Password? | Contacto
Google

hosting joomla
Para LEER
» Textos Literarios
» Noticias Literarias
» Entrevistas Autores
» Libros comentados
» Club de Lectura
» Descargas Literarias
» Directorio Enlaces

Para ESCRIBIR

» Añadir Texto
» Servicios a Autores
» Certamen Literario
» Talleres escritura

Comunidad

» Foros
» LIBROS
» Quedadas

Información de la web

» Nosotros
» Su publicidad Aquí
» Patrocinadores
» Contacto

» Modificado o nuevo
» Sin modificar
 
Estadisticas
Visitantes activos:

Usuarios OnLine (46)
Miembros (0)
Anonimos (46)

Detalles



Miembros 7535
Visitantes 23424837
Hoy 282
Articulos 5693
Noticias 459
Enlaces 744
Screenshots 341
Downloads 166
Clasificados 735
Comentarios 11921
Foros 82863

Detalles...
 
Cicatrices del alma
 Comentamos su libro
 Cicatrices del alma
Título: Cicatrices del alma
Autor: José Antonio Sánchez
Género: Autobiografía
Editorial: Grupo Búho
ISBN: 84-934357-3-2
Página Web: La realidad de mis sueños/


Contraportada: TEXTO PENDIENTE DE PUBLICAR


CÓMPRALO AQUÍ

Cicatrices del alma   

Comentario de Rosa Ribas


El libro Las cicatrices del alma de José Antonio Sánchez es un libro de memorias en las que el autor recoge sus vivencias desde la infancia hasta los tiempos actuales.

Se puede decir que Las cicatrices del alma está escrito con un lenguaje claro, directo y con un estilo sencillo, pero no se puede decir que sea una lectura fácil; y no lo es porque lo que José Antonio Sánchez nos cuenta son historias de una enorme dureza. Los diferentes episodios de su vida que el autor rememora son un testimonio de primera mano de la terrible situación por la que muchos españoles pasaron en los tiempos de la posguerra. No se puede leer sin más. No dejan indiferente.
Así, José Antonio Sánchez nos cuenta sobre su infancia marcada por la pérdida muy temprana de su padre, la tremenda crueldad del abuelo materno, que deja a su hija y a sus nietos abandonados a su suerte, y el engaño cruel que deja a la familia sin medios en Valencia. En toda esta narración hay una palabra que acompañará obsesivamente al lector del mismo modo en que torturará al protagonista-niño: hambre. Sánchez nos habla de una infancia marcada por el hambre, de una familia hambrienta, de un niño hambriento que es él mismo, al que separan a la fuerza de su madre y hermanas e internan en una especie de colegio-reformatorio del que el autor dice “Aquí empezó mi mayor sufrimiento. Nunca he logrado desterrarlo por completo de mi mente” (p.35).

El tiempo en la escuela está marcado por el hambre, la enfermedades, la falta de higiene y el miedo a los castigos de los profesores, todo teñido por la hipócrita moral de la época. El único punto de luz es un profesor, don Valentín, que ofrece un trato humano a los niños internos. Una muestra de la dureza de este episodio lo encontramos en esta anécdota: “Nunca he pasado en toda mi vida tanta gana de comer como la que llegué a pasar allí. Nos comíamos las cáscaras de cacahuetes, las cortezas de naranja y si podíamos coger una de plátano ¡eso era un extra! Era tan grande el hambre que pasábamos, que recuerdo que a un niño le pusieron el apodo de duende pues cuando todos los niños estábamos durmiendo, este se levantaba muy despacio procurando hacer el menor ruido posible para no despertarnos, nos cogía la ropa y, de la misma forma que un ratón, nos roía los botones, que eran de madera.” (p.42).
Cuando por fin la familia consigue reunirse en parte y retornar a Almería, la situación no es mucho mejor y vemos como el protagonista, aún niño tiene que servir a varios “amos” para apoyar económicamente a su familia, de los que se escapa para poder estar cerca de su madre. En todos estos trabajos el hambre omnipresente y los malos tratos serán el denominador común, con un par de excepciones.
No voy a contar aquí todas las vivencias que José Antonio Sánchez recoge en su libro de memorias, para eso mejor leerlas en las palabras del autor. Los ejemplos anteriores son sólo una muestra de los duros inicios de este hombre que, a pesar de todos los golpes que va recibiendo, sigue siempre adelante, sea en la marina, donde entra a la edad de quince años, (“La disciplina allí era muy rígida, pero ni punto de comparación con la que sufrí en el albergue de Valencia, y si en el albergue aguanté ¿por qué no iba aguantar allí?” P.129), trabajando en la mina o empezando una nueva vida en Barcelona, en Monzón o tras la pérdida de personas muy queridas.

José Antonio Sánchez no se presenta como un testigo, sino como el protagonista de un devenir terriblemente dramático y doloroso; no nos cuenta lo que vio, sino lo que vivió y este es uno de los grandes méritos de este libro de memorias.
El relato de José Antonio Sánchez no está elaborado de una manera literaria, sino que cuenta, de forma casi oral, sus vivencias, sus buenos y malos recuerdos, sus experiencias a lo largo de los años. Cuando leemos el libro tenemos la impresión de escuchar la voz del autor que narra para nosotros en ese preciso momento. Cuando José Antonio cuenta, revive lo que cuenta.: notamos que vuelva a sentir el desamparo de su infancia, las injusticias y los atropellos sufridos en varias etapas de su vida, escuchamos las palabras emocionadas con que manifiesta el profundo amor hacia su esposa que se muestra como un hilo constante en su vida desde el momento en el que ella hace su aparición.

José Antonio Sánchez termina la introducción de su libro diciendo “Soy consciente de que más tarde o más temprano, como es ley de vida, tendré que marchar pero no quisiera irme sin dejar constancia de mi paso.” Los lectores tenemos que agradecerle que lo haya hecho.
Publicado: 08 Noviembre 2006 16:24
 
Comentarios
pagina 1 de 1
   Comentario ( icaras - 10 Noviembre 2006 09:47)   
Sin duda un libro que merece ser leído: porque forma parte de nuestra memoria histórica, porque forma parte de las raíces de muchas personas. Intentaré procurármelo, porque la historia de José Antonio es una historia compartida por muchas personas de este país.
   Sin duda, un título bien elegido ( biblio - 05 Marzo 2007 24:49)   
Aunque sólo he tenido oportunidad de leer dos capítulos del libro, realmente estamos ante unas memorias que apuntan hacia el alma, ya que todos recordamos, por nuestros mayores, episodios de una vida en la que el día a día era una contínua búsqueda del alimento, de la supervivencia, huyendo de una situación social de tremenda injusticia. Todos conocemos palabras como el estraperlo, la cartilla de racionamiento, expresiones que eran un sinónimo de la miseria de nuestra postguerra. Cuando leemos testimonios así debemos pensar en que las guerras deberían desterrarse por siempre de nuestro vocabulario. Por desgracia, un continente entero llora por culpa de las guerras y de absurdas disputas entre tribus alimentadas por la codicia de algunos capitalistas occidentales y por los malos consejos de sus gobernantes. Ese éxodo que vemos llegar cada día en patera a nuestras costas nos ha de hacer pensar que todos deberíamos decir: !Basta ya de guerras!
 

Usuarios registrados pueden publicar comentarios

 
Bienvenido
Hola lector/escritor anónimo! ¿Aun no se registra? puede registrar ahora su cuenta gratis y disfrutar todos los servicios pulsando aqui
Nombre

Password

Recuerdame

Crear Cuenta
¿perdio su pasword?
 
Autores en el Recreo
FRANCISCO ARSIS CAEROLS
Mas Shots
 
Hacer de esta mi pagina de inicio Agregar a Favoritos Llenar un reporte Recomiendanos con un Amigo
El Recreo Page ©  

alojamiento wordpress
 
© Copyright Enrique Camba - Todos los derechos reservados 2003 - 2015
Enrique Camba - www.dissenybcn.com
Todos los textos publicados tienen la autorización de sus autores. Así como los derechos de la propiedad intelectual de las publicaciones, pertenecen exclusivamente a los autores de los mismos.  
Power by Blakord Portal
© All Right Reserved
 
    Generada en 13.78 segundos ¡que rápido!
Ir arriba